Hogares del Patronato SS.CC.:
Futvalores integra a niños del Sename

Desde marzo de 2017, el proyecto Futvalores -que es apoyado por la Fundación Futuro de Valparaíso (FFV)- se realiza en el Cerro Los Placeres con alrededor de 25 niños, niñas y adolescentes de tres hogares de menores que pertenecen a la fundación Patronato de los Sagrados Corazones (SS.CC.) de Valparaíso, institución colaborativa del Servicio Nacional de Menores (Sename).

La institución de beneficencia fundada en el barrio Puerto de Valparaíso en 1905, alberga siete obras sociales, entre las que cuentan hogares, salas cuna y jardines infantiles. Desde 1983 fue reconocida por el Servicio Nacional de Menores como organismo colaborador de esta institución.

Cada sábado por la mañana en la Plaza La Conquista, el preparador físico y entrenador del taller de fútbol de Futvalores, Felipe Inostroza, se encuentra con niños y niñas de distintas edades para desarrollar actividades deportivas y de recreación. “Al principio era raro para ellos hacer las actividades en conjunto, pero poco a poco a través de trabajos colaborativos y partidos de fútbol fueron familiarizándose unos con otros, conversando niños con niñas y asumiéndose como una familia”, aseguró.

Uno de los grandes desafíos del entrenador era ganarse el afecto de los niños y jóvenes, ya que producto de sus historias de vida y contexto social sienten gran desconfianza hacia los demás. “El que llegue alguien a decirles lo que tienen que hacer, a modificar sus patrones, cuando están acostumbrados a vivir privados de sus padres no encaja mucho, no saben si confiar en uno”, comenta.

En cada inicio y cierre de sesión del taller existe un espacio para recibir retroalimentación, donde se les entrega apoyo y consejos positivos de cómo mejorar, generando entusiasmo en los menores. “Hay algunas chicas que nos les gustaba jugar fútbol porque no sabían o porque les costaba y ahora llegan felices. Han podido compartir con otros chicos, se han vuelto más sociables, y ha sido un ejemplo de cómo el deporte une a las personas”, afirma Felipe Inostroza.

La directora social del Patronato de los Sagrados Corazones de Valparaíso, Marcela Segovia, asegura que haberse incorporado como institución al proyecto Futvalores ha sido una experiencia tremendamente positiva. “La inserción comunitaria es sumamente importante. Estamos convencidos de que es en la comunidad donde se generan las condiciones para un cambio social más efectivo. Futvalores tiene la virtud de convocar a distintos cuerpos sociales -niños de colegios, de proyectos residenciales y de clubes deportivos- lo que hace adecuada la inserción en estos niños”, comentó.

A la fecha, la Fundación Patronato de los Sagrados Corazones de Valparaíso cuenta con siete obras sociales, cinco de ellas corresponden a residencias de protección subvencionadas por el Servicio Nacional de Menores, que acogen a niños, niñas y adolescentes víctimas de grave vulneración de derechos. Entre esas residencias, figuran los hogares Santa Teresita de Lisieux, San Francisco de Borja y Santa Cecilia. Además, atienden a jardines infantiles y salas cunas, que acogen a hijos de madres provenientes de contextos sociales vulnerables.

Para Rafael González, Gerente General de la Fundación Futuro de Valparaíso, resulta tremendamente motivante poder desarrollar el proyecto Futvalores con niñas y niños de los hogares del Patronato de los Sagrados Corazones de Valparaíso. “Nuestro propósito es contribuir en la formación de personas integrales y estamos convencidos que la práctica del fútbol y los valores que este deporte entrega contribuyen verdaderamente a esta tarea”, afirmó.