Cómo fue la gira de la prestigiosa escuela ecuestre que tuvo a caballos chilenos en una histórica participación en EE.UU.

Entre el 7 y el 25 de julio se realizó el viaje de la Escuela Clásica Lipizzana a suelo norteamericano, en el marco de los 60 años del haras de Tempel Farms, donde se llevaron a cabo cinco presentaciones.

Fuente: Emol.com

SANTIAGO.- El pasado mes de julio se desarrolló una gira de gran importancia para el mundo ecuestre de Chile en suelo norteamericano. La Escuela Cláscia Lipizzana participó de un encuentro internacional, después de casi cien años, llevado a cabo en Illinois, Estados Unidos. Este viaje se efectuó en el marco de los 60 años de Temple Farms, un haras privado de Lipizzanos de dicho país, el cual realizó la invitación a su par chileno porque son el único certificado de Sudamérica. El resto se encuentra sólo en Europa. Para la gira participaron seis ejemplares lipizzanos, raza única de caballos con más de 500 años de antiguedad, y cinco jinetes de la escuela chilena, ubicada en la Región de Los Lagos y fundada por el empresario Nicolás Ibáñez, que contaron con más de un mes de preparación para el viaje. ¿Pero en qué consistió este viaje a Estados Unidos? Entre ambos haras combinados se llevaron a cabo cinco presentaciones, entre las que destacaron el Solo de Favory Duba 66, junto al coronel (r) Óscar Coddou; los Saltos de Escuela de Conversano Gradita, junto a Alejandra Cox; el Px de Trois de Conversano Generale, con Antonio García y la muestra de cierre del espectáculo, formando entre ambos escuelas la Cuadrilla de Alta Escuela de los Lipizzanos de América. Y la gira tiene una gran significancia para esta disciplina ecuestre en nuestro país, ya que servirá para potenciar a los lipizzanos en Sudamérica, difundiendo de paso que existen ejemplares de buen linaje en esta parte del mundo. De hecho, uno de los caballos que se encuentran en la Escuela Clásica Lipizzana chilena es el hijo del caballo de la reina de Inglaterra. “Queremos que se sepa que en Chile se está criando el caballo lipizzano clásico. Que sea un haras boutique. Que si quieres un ejemplar con ciertas características nosotros podamos llegar a ese nivel”, aseguran desde la escuela. Además, otra de las cosas que se buscó fomentar con esta gira es el mismo arte ecuestre en la zona sur del país, para así de paso aportar al turismo y a la cultura con este tipo de espectáculos dentro de nuestro país.